“El miedo nos muestra cómo somos” – fue la divisa de los tráilers, con el que estábamos esperando ansiosamente una nueva película del gran artista español, Álex de la Iglesia.

Para los que siguen el trabajo de este director, escritor y guionista, “El bar” es una obra mas en fila de sus reconocibles logros grotescos. Se trata de una película  que sin duda se debe mirar, porque es muy divertida y aunque la trama se concentra en una pequeña zona, es muy rica e intrigante. La abundancia del humor, la acción y el escenario de la pelea, con el coqueteo de uno de los actores favoritos Casas-Suárez, hace que “El bar” justifica toda nuestra atención.

La variación del género es siempre interesante, aunque a pesar de la clasificación “comedia – terror – película de suspenso”, esta película no tiene mucho de un terror. Pero si que lo hay algunos escenas muy feas. Mientras que el terror en verdadero significado del palabra es visible mas en el contexto de la naturaleza humana y las circunstancias en que se colocan los personajes. Así, podríamos definir la película como una “comedia negra”, con elementos de drama psicológico.

Iglesia examina el punto en el que desaparecen la comprensión, el comportamiento civilizado y la humanidad, e incluso el sentido común. Suena como un cliché decir que el equipo de este bar parece un ejemplo de estado social, pero realmente lo es. Lo que estos personajes tienen en común es que todos están realmente insatisfechos con sus vidas, o están algo ausentes de ella. Vemos una niña bonita  superficial – una chica de ciudad, un hipster, un policía fracasado, también un hombre de negocios con una perversión encubierta, un trabajador leal de una dueña grosera, una mujer desafortunada de mediana edad. Y, alomejor el mas importante i dominante, un mendigo excéntrico. Con constantes citas bíblicas, a el de alguna manera lo vemos como un representante de los oprimidos, los marginados, de nuestro diario punto de vista. Pero cuando la vida cotidiana esta desestabilizada, vemos que de hecho somos todos iguales en nuestra pequeñez, que somos completamente indefensos y que la sociedad se preocupe muy poco por nuestras vidas. Queda claro que se trata de una imagen humana universal y que sólo un caso, la cuestión de si entramos en el bar esa mañana o no, decide sobre nuestro destino, no importa quiénes somos.

El autor nos presenta, en un estilo naturalista, una verdadera historia de la supervivencia, como ya comentaron los actores en las entrevistas. En un mundo en el que la mayoría sin ningún problema sacrifica a una minoría y todo esto hábilmente disfrazado por la manipulación de los medios. Estamos cambiando constantemente los papeles de “bueno” y “malo”, y al mismo tiempo nuestro actor favorito cambia. Nos enfrentamos a la pregunta: ¿cuáles son las posibilidades de actuar noblemente en la situación en la que se encontraron los héroes de “El bar”? Eso es lo que constituye un enorme desafío y la tentación y hace que personas actúan impulsadas por el instinto en la manera de la que pocos estarían orgullosos. Viendo ellos, reconocemos nuestros propios movimientos posibles, y eso nos asuste. El mendigo Israel resume inequívocamente todo esto con su observación: “Todos somos ratas, y esa es la unica verdad”.

Creo que a esta película le falta un turno final, algo que yo personalmente esperaba, lo que contribuiría a la disparates de toda la historia. Por lo tanto, el extremo abierto parece algo sólido, dejando la posibilidad de un puñado de interpretaciones. Las últimas escenas en la forma del famoso video “¿Anybody Seen My Babe?” puede sugerir un nuevo comienzo para una heroína permanentemente marcada por una experiencia simplemente irreal, pero puede fácilmente ser el anuncio de una catástrofe total para la ciudad por la que ella camina ahora.

Esta es una película que nos dice muchas verdades sobre nosotros mismos. No es tan nuevo en el sentido temático, pero Álex de la Iglesia trata esta tema en una forma cuidadosamente elegida, específica e inherente. ¿Y no es justo eso lo que hace la esencia de una obra de arte exitosa?

Foto – http://www.imdb.com